Scooters


Serveta

Innocenti

Todo comenzó en Italia con el primer scooter de Innocenti, el Modelo (M) que salió de la cadena de producción en 1947. “M” pasó a ser conocido como el Modelo A, y de ahí en adelante el éxito de Lambretta creció y creció. Ferdinando Innocenti no sabía entonces que su diseño iba a conseguir ser el medio de transporte de Italia después de la guerra, y que hoy en día continúa siendo una pasión como modo de transporte y de vivir de unos pocos.

El mercado principal de Innocenti era el italiano, pero pronto buscaron nuevos mercados para ampliar ventas y Lambretta empezó a sonar por todos los rincones de Europa vendiendo sus scooters. Innocenti comenzó a realizar las concesiones de licencias para fabricar scooters Lambretta a varios países en el mundo, lo que le permitiría reducir costes en su fábrica principal en la fabricación y sacarle partido a los royaltíes que le reportaría la marca registrada, además de vender scooters a países a los que se encarecerían los envíos.

Algunos de los países que obtuvieron licencias de Innocenti fueron, España, Francia, Alemania, India, Argentina, Brasil, Chile… Aunque algunos productores salieron al mercado con diferentes nombres, como Siambretta en Sudamérica, NSU lambretta en Alemania o Serveta en España, la más importante después de la casa matriz. Muchas de estas fábricas siguieron produciendo Lambrettas años después de cerrar la fábrica Innocenti, momento en que venden la patente al Gobierno indio quien establece S.I.L, Scooters India Limitada.

En Italia la producción cesó en 1972, en España en 1989, India en 1998, Francia pudo ser hacia 1958, en Alemania cesó en 1956, pero continuó durante unos años bajo NSU Prima. En sudamerica no consta, algunas fábricas todavía existen fabricando coches. La marca Innocenti todavía es usada en Brasil… Pero lo más importante es que 60 años después, Lambrettas pueden verse por las carreteras en todo el planeta.

Anuncios